Tag Archives: castillo

Dia 7. Castillo de Nijō 二条城 en Kyoto

23 Ene

Castillo de Nijo

Por fin vuelvo a una de las ciudades japonesas donde me encantaría poder vivir, se trata de Kyoto, una ciudad maravillosa, no solo por ser cosmopolita, sino por su patrimonio histórico, artístico, pero sobretodo arquitectónico. Esta ciudad, ademas de contar con las mas antiguas “casas del te” frecuentadas por auténticas geishas, Kyoto está repleta de templos y santuariosy es imprescindible visitar y disfrutar de sus escenarios y de la paz y tranquilidad que se respira.

Nijo-jo

En este post hablaré poco, ya que Nijō-jō no se puede describir con palabras, mas bien os dejo con una selección de las mejores fotos donde podréis observar algunos de sus maravillosos rincones.

Puerta Kara-mon

Antes un poco de historia y alguna curiosidad sobre Nijō-jō. Ubicado en el noroeste de Kyoto, data de principios del siglo XVII y sirvió como residencia al primer shogun Tokugawa. La puerta Kara-mon me sorprendió por su ornamentación de estilo chino, está hecha de madera y recubierta de pan de oro. Ya en el interior, y atravesando galerías de madera, observe todas y cada una de las salas donde maniquíes vestidos de samurai representas el día a día en la corte. En sus paredes se pueden apreciar  fascinantes pinturas de la escuela Kano.

me at Nijo-jo

Una de las curiosidades y características del castillo es el denominado suelo de ruiseñor, colocado a propósito para que al pisar los clavos se rozaran entre si para chirriar, advirtiendo de la presencia de intrusos. Una pena que esté prohibido grabar y hacer fotos en el interior.

Nijo-jo exteriores

En el exterior y siguiendo con la visita en Nijō-jō me tiré un par de horas caminando por los inmensos jardines del palacio Ninomaru, observando TODO, desde los diferentes tipos de rocas, a sus construcciones y colores de los árboles. Quiero compartirlo con vosotros!

Jardines en Nijo-jo

 

Colores naturales

Bambu

 

Amarillo, rojo, verde, marron,,,

Jardin en Nijo-jo

Molino de agua japones

 

beautiful view

Anuncios

Dia 4. Visita al Castillo de Osaka 大阪城 (oosakajou)

19 Dic

Castillo de Osaka

Como turista, era indudable ir a visitar el Castillo de Osaka que se encuentra en pleno centro de la ciudad y está rodeado de un gran parque donde el contraste de los colores de los árboles te fascina y la tranquilidad para pasear es total.

Figuras en el Templo

Una vez paseando por el bosque de camino al Castillo y desayunando una bola de Onigiri, quise desviarme de la ruta turística y decidí tomar mi propio camino, ascendí por una escalera de piedra y llegué a un pequeño templo o santuario, hay que decir que me impresionó bastante, uno por estar solo y alejado de todo, y dos, por encontrarse en la altura y rodeado de un montón de figuras de budas cubiertas con telas rojas, pasé mas de media hora observando todos y cada uno de los detalles de esa hermosa vista.

Castillo de Osaka

Puse dirección al Castillo y me sorprendió mucho la gran dimensión del edificio, los colores, los numerosos techos y su decoración dorada. Tomé muchas fotos y contemplando la edificación noté la presencia de un pequeño anciano que me observaba, se me acercó y se sorprendió de mis rasgos faciales, los ojos, la nariz, no paraba de sorprenderse.

Kasuaki

Me resultó muy divertido y al terminar de hablarme en japonés, cambio el idioma y se me puso a hablar con un inglés bastante comprensible, me explicó la historia del Castillo, me hizo de guía por las diferentes edificaciones de su alrededor y me explicó el significado de cada escultura, como se debía de actuar en un templo, como entrar y como pedir tus deseos.

Boda tradicional Japonesa

Tuve la suerte de encontrarme con una boda al mas estilo tradicional japonés, la pareja paseando por los jardines y vestidos con sus respectivos Kimonos, cosa que el hombrecillo me explicó que también lo celebró con su esposa mucho tiempo atrás. Por cierto, el hombrecillo se llama Kasuaki y uno de sus artistas favoritos es Gaudí, me enseñó una vieja carpeta que tenía escondida en su mochila y en su interior poseía varios artículos sobre el Park Güell y la Sagrada Família. Kasuaki me dijo que no debía abandonar Osaka sin antes comer Okonomiyaki, el plato típico de la zona y también Takoyaki, se lo prometí, le agradecí la experiencia, le mostré mi gratitud y me marché.

A %d blogueros les gusta esto: