Tag Archives: tradiciones

Cena de Fugu フグ en Kyoto!!!

22 Feb

Era de esperar y llegó el día de probar el pez globo, y como muchos sabréis, no solo el suhi y el sashimi son los platos más populares de la gastronomía japonesa, sino que en este post os quiero presentar al Sr.Fugu, un pez mortalmente venenoso y a su vez no menos popular. Todo una experiencia de la cual me siento privilegiado (por supuesto sobreviví).

Fugu

Después de un largo día, con mi mochila a cuestas y caminando de arriba a abajo y de este a oeste por la maravillosa ciudad de Kyoto, me planté delante de la gran puerta de dos plantas del santuario Yasaka en el distrito de Gion y fue en ese momento cuando conocí a la familia de Aya, ellos son Masaharu, Kaoru y Kazumasa, la familia Obase. Me resultó muy emocionante la manera formal y tradicional con la que se presentaron, a la cual correspondí con una mini reverencia y con unas palabras con un improvisado japonés (Hajimemashite 初めまして).

Ya en el restaurante Genkai-fugu, empezó lo que para mi era nuevo, fue como una “ceremonia“. Nos descalzamos y nos guiaron a una sala tradicional de estilo japonés reservada para nosotros. La sorpresa saltó cuando me di cuenta de lo que habían pedido para cenar era FUGU (sinceramente no sabía que era un restaurante especializado en Fugu).

FUGU o Pez Globo

Me explicaron un poco sobre la historia del pez globo y de los diferentes platos a partir de distintas partes del pez. Es un pez mortalmente venenoso que contiene cantidades letales de tetradotoxina que una vez ingerida paraliza todos los musculos del cuerpo, inhabilitando el habla, mientras se permanece totalmente consciente y finalmente mueres por asfixia. No hay antídoto y es por eso, uno corre cierto riesgo al probarlo. Hoy en día son muy pocos los casos de muerte por consumo de fugu, hay fuertes medidas de seguridad, licéncias, exámenes y prácticas. Por cierto, este plato es el único que se le prohíbe al emperador por su propia seguridad.

Fugu Sahimi o tessa (forma flor crisamiento)

Entre otros platos de fugu, tuve la oportunidad de probar el sashimi o tessa, el plato más popular de fugu, servido en finas y casi transparentes lonchas dispuestas en el plato en forma de flor de crisamiento, que simboliza la muerte en la cultura japonesa.

Kara-age y Sashimi Fugu

El Kara-age, que es fugu frito y donde las aletas también se fríen y se sirven con sake caliente, y el fugu-chiri o tetchiri, un estofado de fugu con verduras, tofu y champinones, cocido a fuego lento encima de un fogón de gas que el camarero nos instaló en la mesa.

Tetchiri Fugu

Después de una gran cena y una larga sobremesa, pasamos la noche en un Ryokan, que es un hostal tradicional japonés (ver fotos) donde pudimos descansar y dormir (con mi primer Kimono-pijama japonés) para así el día siguiente visitar otra maravilla de ciudad, Nara y sus ciervos. Esa noche

Ryokan

Aya en el Ryokan

Anuncios

Dia 4. Visita al Castillo de Osaka 大阪城 (oosakajou)

19 Dic

Castillo de Osaka

Como turista, era indudable ir a visitar el Castillo de Osaka que se encuentra en pleno centro de la ciudad y está rodeado de un gran parque donde el contraste de los colores de los árboles te fascina y la tranquilidad para pasear es total.

Figuras en el Templo

Una vez paseando por el bosque de camino al Castillo y desayunando una bola de Onigiri, quise desviarme de la ruta turística y decidí tomar mi propio camino, ascendí por una escalera de piedra y llegué a un pequeño templo o santuario, hay que decir que me impresionó bastante, uno por estar solo y alejado de todo, y dos, por encontrarse en la altura y rodeado de un montón de figuras de budas cubiertas con telas rojas, pasé mas de media hora observando todos y cada uno de los detalles de esa hermosa vista.

Castillo de Osaka

Puse dirección al Castillo y me sorprendió mucho la gran dimensión del edificio, los colores, los numerosos techos y su decoración dorada. Tomé muchas fotos y contemplando la edificación noté la presencia de un pequeño anciano que me observaba, se me acercó y se sorprendió de mis rasgos faciales, los ojos, la nariz, no paraba de sorprenderse.

Kasuaki

Me resultó muy divertido y al terminar de hablarme en japonés, cambio el idioma y se me puso a hablar con un inglés bastante comprensible, me explicó la historia del Castillo, me hizo de guía por las diferentes edificaciones de su alrededor y me explicó el significado de cada escultura, como se debía de actuar en un templo, como entrar y como pedir tus deseos.

Boda tradicional Japonesa

Tuve la suerte de encontrarme con una boda al mas estilo tradicional japonés, la pareja paseando por los jardines y vestidos con sus respectivos Kimonos, cosa que el hombrecillo me explicó que también lo celebró con su esposa mucho tiempo atrás. Por cierto, el hombrecillo se llama Kasuaki y uno de sus artistas favoritos es Gaudí, me enseñó una vieja carpeta que tenía escondida en su mochila y en su interior poseía varios artículos sobre el Park Güell y la Sagrada Família. Kasuaki me dijo que no debía abandonar Osaka sin antes comer Okonomiyaki, el plato típico de la zona y también Takoyaki, se lo prometí, le agradecí la experiencia, le mostré mi gratitud y me marché.

Dia 1. Mañana en Asakusa: Templo Senso-ji y alrededores

8 Dic

Ya en Tokyo, no tardé mucho tiempo en localizar el hostal donde pasaría la primera noche: el Khaosan Tokyo Samurai, en el barrio de Asakusa, un espacio de trato encantador, barato y bien comunicado para turistas y mochileros de todas partes del mundo (recomendado!!).

Puerta Kaminarimon

Puerta Kaminarimon (puerta del Dragón)

Decidí pasar la mañana por Asakusa y dirigirme hacia el Templo Senso-ji, el mas sagrado y espectacular de Tokyo, y a su vez el mas visitado. Fue aquí donde me llevé el primer “shock” cultural. Atravesé la gran Puerta Kaminarimon (a tope de gente) como pude para así recorrer Nakamise-Dori, una larga calle minada de tiendas y productos tradicionales,  tardé unos 15 minutos para llegar a la puerta Hozo-mon, que es la entrada del templo, la Pagoda, el Pabellón principal y sus jardines (fotos).

Pagoda

Pagoda y Pabellones

Una vez en el templo visité todos y cada uno de sus pabellones, todos de grandes dimensiones, eché unas monedas delante de la imagen de espectaculares Budas, tomé muchas fotos y me puse a observar la gente que realmente es la que hace de  éste un lugar tan especial. Escuché música a lo lejos y me dirijí al sitio para ver que ocurría, eran unos ancianos japoneses muy molones que bailaban de manera muy organizada, tocaban acordes con instrumentos tradicionales y cantaban al mismo son. Me recordaron a los dibujos animados japoneses de mi época (fotos).

Anciano musica tradicional

Me adentré en muchos de los pequeños callejones del barrio y pude palpar el estilo de vida de este barrio, nada que ver con otros barrios de Japón, diría que es mas tradicional y no tan frenético!! Me cruzaba con numerosos ancianos que no dejaban de fumar, con tantos y tantos carritos tradicionales japonesesen los que una persona tira del carro, en fin, un instante de locura!!

Carrito Japonés

Me senté en uno de los muchos sitios donde te sirven comida y bebida (no se si llamarlo bar o restaurante) todos en la calle y tapados con un plástico transparente y numerosas lamparas japonesas,  y pedí una cerveza Kirin y un plato de Yakitori, mi primer plato japonés.

"Sitio" para comer y beber

Compartí mesa con dos señores que se atiborraban a Sake y con un grupo de chicas japonesas que no dejaban de hablar ni un segundo, bebían birra y te, y todas y cada una de ellas me dijo la misma frase “Itadakimasu“, recordé por un momentoque significaba buen provecho.

School girls

De vuelta al hostal volví a atravesar la gran Puerta Kaminarimon y al final pude observar el alboroto y la locura de las típicas School-girls japonesas, lo cual me llamó mucho la atención, y si, para responder a la curiosidad y a preguntas de muchos, he hecho unas fotos!!

Puse rumbo al hostal para descansar unos segundos para así dirigirme al barrio de Shibuya, donde me llevaría el segundo y todavía mas intenso “shock”.

A %d blogueros les gusta esto: