Tag Archives: takoyaki

Dia 5. Dōtonbori ( 道頓堀 ) y Okonomiyaki

21 Dic

Dotonbori

Llego el día para disfrutar de la noche Osakeña en Dotonbori, una zona del centro de Osaka  con gran actividad comercial y caracterizada, como no, por sus neones. Además de ser el punto neurálgico de la noche, esta lleno de karaokes, love hotels, izakayas y restaurantes (donde pude probar por fin, mi primer Okonomiyaki).

Dotonbori y el cartel de Glico

 En pleno Dotonbori pude observar uno de los símbolos de la ciudad, el cartel de Glico (marca famosa por sus palitos, Mikado en España) y representa a un atleta con los brazos en señal triunfal, tiene al fondo 4 figuras que representan los cuatro edificios más emblemáticos de la ciudad : El Castillo de Osaka, el Acuario, el Osaka Dome y el Tsutenkaku.

Show en Dotonbori

Situado sobre el puente del canal, me pasé varios minutos observando a la gente, cientos de personas caminando, grupos de jóvenes que montan su particular show (pude contemplar entre otros, a un grupo de chicas japonesas cantando y bailando ante la mirada de numerosos objetivos fotográficos). recorrí las calles y me fijé con todos y cada uno de los carteles luminosos, me encanta hacerlo y además son muy divertidos, ver fotos. Algunos me llamaron mucho la atención, como no!

Okonomiyaki

Recordando las palabras de Kasuaki, el hombrecillo del Castillo de Osaka decidí pararme en uno de los muchos “chiringuitos callejeros” y probar el Takoyaki (unas bolas hechas con masa de harina, del tamaño de ping pong rellenas de trozos de pulpo), para así mas tarde probar el plato típico, Okonomiyaki.

Karaoke en Dotonbori

Ya con Aya y en uno de los muchos restaurantes pasamos la noche hablando y aprendiendo un poco mas el idioma japonés. En el centro de la mesa había una plancha caliente donde cocinar los alimentos que pides, entre otros el Okonomiyaki. después de beber suficiente Sake, Aya me recomendó probar el Syou-chû (licor) y quiero remarcar que para mi es mas fuerte que el Sake.

Esa noche lo pasé genial, no falta decir ni pronunciar la palabra Karaoke!!

Mas Fotos aqui

Anuncios

Dia 4. Visita al Castillo de Osaka 大阪城 (oosakajou)

19 Dic

Castillo de Osaka

Como turista, era indudable ir a visitar el Castillo de Osaka que se encuentra en pleno centro de la ciudad y está rodeado de un gran parque donde el contraste de los colores de los árboles te fascina y la tranquilidad para pasear es total.

Figuras en el Templo

Una vez paseando por el bosque de camino al Castillo y desayunando una bola de Onigiri, quise desviarme de la ruta turística y decidí tomar mi propio camino, ascendí por una escalera de piedra y llegué a un pequeño templo o santuario, hay que decir que me impresionó bastante, uno por estar solo y alejado de todo, y dos, por encontrarse en la altura y rodeado de un montón de figuras de budas cubiertas con telas rojas, pasé mas de media hora observando todos y cada uno de los detalles de esa hermosa vista.

Castillo de Osaka

Puse dirección al Castillo y me sorprendió mucho la gran dimensión del edificio, los colores, los numerosos techos y su decoración dorada. Tomé muchas fotos y contemplando la edificación noté la presencia de un pequeño anciano que me observaba, se me acercó y se sorprendió de mis rasgos faciales, los ojos, la nariz, no paraba de sorprenderse.

Kasuaki

Me resultó muy divertido y al terminar de hablarme en japonés, cambio el idioma y se me puso a hablar con un inglés bastante comprensible, me explicó la historia del Castillo, me hizo de guía por las diferentes edificaciones de su alrededor y me explicó el significado de cada escultura, como se debía de actuar en un templo, como entrar y como pedir tus deseos.

Boda tradicional Japonesa

Tuve la suerte de encontrarme con una boda al mas estilo tradicional japonés, la pareja paseando por los jardines y vestidos con sus respectivos Kimonos, cosa que el hombrecillo me explicó que también lo celebró con su esposa mucho tiempo atrás. Por cierto, el hombrecillo se llama Kasuaki y uno de sus artistas favoritos es Gaudí, me enseñó una vieja carpeta que tenía escondida en su mochila y en su interior poseía varios artículos sobre el Park Güell y la Sagrada Família. Kasuaki me dijo que no debía abandonar Osaka sin antes comer Okonomiyaki, el plato típico de la zona y también Takoyaki, se lo prometí, le agradecí la experiencia, le mostré mi gratitud y me marché.

A %d blogueros les gusta esto: