Tag Archives: Fuji

Inolvidable HAKONE 箱根

22 Nov

Vista del Fuji desde el lago Ashi

Visitar Hakone 箱根, es una opción mas que recomendable para escaparte unos días del bullicio de la gran ciudad y salir al encuentro del Monte Fuji 富士山 con sus más de 3.700 metros de altura. Hakone se encuentra a una hora y media mas o menos de la gran ciudad de Tokyo y es perfecto para visitarlo en Otoño que, junto con la Primavera, son las estaciones mas especiales del año para los japoneses. El momiji (hojas de otoño) es a esta estación lo que el sakura (florecimiento de los cerezos) a la primavera nipona.

En mi caso salí desde la estación de bus de Osaka, para recorrer alrededor de 8 horas en bus nocturno y llegar por la mañana a Mishima 三島市, que se encuentra al este de la Prefectura de Shizuoka, y al pie del Monte Fuji. Una vez en la estación, es muy recomendable y económico hacerte con el Hakone Free Pass que por unos 38 euros (desde Mishima, unos 50 desde Shinjuku, Tokyo) tienes acceso a cualquier medio de transporte en la región de Hakone (autobús, barco, teleférico y funicular) durante dos o tres días, con la excepción de la línea de autobuses Seibu.

Tren hacia Hakone-Yumoto

Tren hacia Hakone-Yumoto

Después del viaje en tren desde Mishima, llegamos al punto de partida, Hakone-Yumoto 箱根湯本駅, para coger un tren cremallera que va subiendo en zig zag entre el bosque y que nos llevará a Gora. Este tren para en diferentes pueblecitos, uno de ellos es Miyanoshita 宮ノ下, donde me paré y aproveché para visitar el mítico Hotel Fujiya uno de los hoteles mas antiguos de Japón donde espacios tradicionales y lo modernos se combinan. Cuenta con unos jardines preciosos y con una gran variedad de plantas e invernaderos enormes y por supuesto, terrazas para celebrar bodas al estilo occidental.  En este resort se han alojado personajes famosos como Charles Chaplin y John Lennonentre otros.

Momiji en el jardin Hotel Fujiya

Momiji en el jardin Hotel Fujiya

Una vez en Gora, tenemos que parar y tomar un funicular que nos llevará a la cima Monte Souzan, a 11153m de altura y que tendremos que enlazar con el Hakone Ropeway o teléferico que sube hasta Owakudani. Al parar en Gora, aproveché para comer Soba (plato típico japonés, fideos) en uno de los restaurantes y así reponer fuerzas para lo que sería el “plato fuerte” de la excursión. Hacía mucho tiempo que no me subía a un funicular y la experiencia no defraudó. Subido a bordo de una cabina rodeado de japoneses, empece la ascensión hasta Owakudani 大涌谷y resulto ser inolvidable.

Ropeway desde Owakudani

Ropeway desde Owakudani

Owakudani es un valle en zona volcánica formado por un cráter. Es una zona todavía activa, desde la que puede verse perfectamente el Fuji,  y donde podemos ver numerosas fumarolas saliendo del interior de la tierra y aguas sulfurosas. Es una zona rica en aguas termales y que los Ryokan de la zona utilizan para sus famosos Onsens 温泉. Es que aquí, dónde se cuecen los conocidos huevos negros o kurotamago (黒玉子), hechos en agua volcánica, de forma que absorben los sulfatos y los iones de hierro de esta, y consecuentemente su cáscara queda negra. Según dice la leyenda, prolongan la vida unos 6 o 7 años(por supuesto los comí).

Onsen en Owakudani (Fumarolas volcanicas)

Onsen en Owakudani (Fumarolas volcanicas)

Lo impactante de Owakudani es que, montado en el teleférico y segundos antes de sobrevolar el valle, te invade una olor a azufre procedente de las fumarolas y es aquí y sin previo aviso, que uno se encuentra por primera vez frente al majestuoso e imponente monte Fuji, una aparición inesperada absolutamente inolvidable e indescriptible.

Monte Fuji

Monte Fuji

De Owakudani, y después de tomar tropecientas fotos, nos dirigimos otra vez al teleférico para seguir con el camino y bajar hasta Togendai 桃源台, donde nos encontramos con el lago Ashi 芦ノ湖 formado en un cráter volcánico, rodeado de montañas y vegetación, una estampa inolvidable. Una vez en el lago tenemos diferentes opciones, tomar el barco “pirata” al mas puro estilo “disney” que para en Hakone Machi, Moto Hakone y vuelve a Togendai (unos 35min), o bien y en mi caso, pasar la noche en un hotel o ryokan donde disfrutar de la tranquilidad y relajarse en las aguas termales en un Onsen.

Barco pirata en en Togendai, lago Ashi

Barco pirata en en Togendai, lago Ashi

Ya a la mañana siguiente, con mas tiempo y calma, puedes tomar el barco y visitar HakoneMachi y MotoHakone mientras disfrutas del paisaje en todo su esplendor. Antes de llagar al puerto, si miras atrás, otra vez hacia el lago puedes contemplar una de las estampas mas famosas de Japon: el Monte Fuji nevado, el lago Ashi rodeado de montañas con un color rojizo y en mitad del agua, el Gran Toriirojo (puerta sagrada del Templo de Hakone).

El Gran Torii (puerta sagrada del templo de Hakone) Lago Ashi

El Gran Torii (puerta sagrada del templo de Hakone) Lago Ashi

Para pone punto y final al viaje, visité el Templo de Hakone, comí Udon en un puestecillo en frente del lago Ashi y tomé el bus de vuelta hasta Mishima, donde me subí el Shinkansen o tren bala para regresar a Osaka.

Inolvidable Hakone.

Aqui una podeis ver otras fotos y videos de la experiencia en Hakone:

Anuncios

Avión, Yasuhiro Okada, el Monte Fuji; Por fin en Japón!

7 Dic

Sobrevolando Asia

Konnichiwa!!!

Dado a que no he tenido mucho tiempo para dedicarle al Blog, escribo este post con unos días de retraso pero con mucha ilusión.

El vuelo hacia Tokyo resultó ser de lo mas agradable, entretenido y divertido de lo que pensaba. Me esperaba el asiento número 23k en ventanilla, en un avión tan “bestia” que no podía creer que pudiese alzarse al vuelo! Me senté y observé con detalle que mi espacio en el avión tenía todo tipo de “comodidades”, una mini pantalla de tv con un mando a distancia para seleccionar una película o alguna serie e incluso documentales, eso si, en versión original, otra pantalla donde se podía ver todo tipo de información como el recorrido del avión, la altura, velocidad, temperatura, etc, recuerdo sobrevolar Helsinki, San Petersburgo, Ural y Siberia a 970km/h, a mas de 10mil pies de altura y a -60grados de temperatura.

Yasuhiro Okada

Yasuhiro Okada

Me senté y de repente escucho un “hello” al cual correspondí con un “hi”, era ni mas ni menos que Yasuhiro Okada (foto), un señor japones muy majo y amable, ciudadano de Tokyo que compartió vuelo conmigo y que horas mas tarde se convertiría en mi primer guia en Japón. Yasuhiro me contó cosas muy interesantes, me dibujó un mapa con las paradas de metro y tren mas importantes de Tokyo y la sorpresa saltó cuando escuché: “mikel? this is my present for you!”, si si, una muestra mas de la generosidad de un japonés. Me regaló una mini linterna de ultima generación al mas puro estilo japonés. Arigato gozaimas!!

Fuji

Monte Fuji

Horas mas tarde y sin apenas dormir, la azafata japonesa que me brindó sonrisas y me atendió durante todo el vuelo, me trajo el desayuno, y observé la pantalla, sobrevolamos el Mar de Japón y ya solo faltaba hora y media para aterrizar en el Aeropuerto de Narita en Tokyo. Siempre pensé que sería un gato el que me diera la bienvenida en Japón, pero claramente no fue así, sino que fue el Monte Fuji, que con su majestuosidad se imponía y sobresalía de entre las nubes para recibirnos (foto), y fue así como desde mi ventanilla pude asumir que ya estaba en Japón.

A %d blogueros les gusta esto: